¿TE HACEN UNOS MICHELIN?, NUESTRO AMIGO VUELVE A LA CARGA