... ¡y vaya que si estuvimos en MOTORTEC!